DENIOS SL
Ed. Technocenter, 114
C/ Bari, 31
Plataforma logística PLAZA
50197 Zaragoza

Tel: +34 900 373 615 (gratuito)
Email: info@denios.es
Web: denios.es

Evaluación de riesgos de sustancias peligrosas

Cualquiera que manipule sustancias peligrosas o "sólo" las almacene, no puede prescindir de la evaluación de riesgos. Es el elemento central de la seguridad y la salud en el trabajo desde hace 25 años. En nuestras FAQ hemos recopilado las respuestas a las preguntas más frecuentes sobre el tema de la "evaluación de riesgos de las sustancias peligrosas".

Evaluación de riesgos: ¿qué es?

La evaluación de riesgos se considera el elemento central de la seguridad y la salud en el trabajo y constituye la base de una gestión sistemática y satisfactoria de la seguridad. La evaluación de riesgos sirve para identificar y evaluar los peligros que pueden surgir para los empleados en el trabajo y para derivar de ellos las medidas de protección adecuadas.

¿Cómo se recoge en la legislación la evaluación del riesgo de las sustancias peligrosas?

La evaluación de riesgos se estableció por primera vez en 1996 en la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo (ArbSchG). Desde entonces, además de la Ley de Seguridad e Higiene en el Trabajo, otros numerosos reglamentos y ordenanzas han establecido la obligatoriedad de realizar evaluaciones de riesgos; por ejemplo, la Ordenanza de Seguridad e Higiene en el Trabajo (BetrSichV), la Ordenanza de Lugares de Trabajo (ArbStättV) y el Reglamento 1 de la DGUV "Principios de Prevención". La legislación sobre productos químicos también reconoce las evaluaciones de riesgo para definir las medidas de seguridad en la manipulación de sustancias peligrosas. Por ejemplo, una actividad que implique sustancias peligrosas no puede iniciarse sin una evaluación de riesgos previa. Los requisitos correspondientes se encuentran en la Ordenanza sobre Sustancias Peligrosas (GefStoffV). Éstas se concretan, en particular, en el TRGS 400 "Evaluación del riesgo de las actividades con sustancias peligrosas".

¿Por qué es necesario realizar una evaluación de riesgos?

En caso de que falte la evaluación de riesgos

A pesar de que es un requisito legal desde hace 25 años, la evaluación de riesgos se sigue descuidando en muchas empresas. Una encuesta representativa de las empresas en el marco de la Estrategia Conjunta Alemana de Seguridad y Salud en el Trabajo (GDA) ha demostrado que casi la mitad de las empresas no realizan evaluaciones de riesgos en sus centros de trabajo. Según la información facilitada por las empresas afectadas, en casi el 30% de los casos esto se debió al desconocimiento de la normativa legal. Pero, sobre todo, la razón principal para no llevar a cabo evaluaciones de riesgos fue que no existen peligros significativos en la empresa o que los déficits de seguridad serían reconocidos y comunicados o eliminados por los propios empleados de todos modos.

Razones comunes para no realizar evaluaciones de riesgo Porcentaje
Los empleados reconocen de todos modos los déficits de seguridad y los denuncian o corrigen 83,2%
No hay riesgos significativos 81,0%
El beneficio es demasiado pequeño 40,4%
Se desconoce la normativa 27,4%
Los requisitos legales no están claros 14,7%
Falta asistencia o ayuda 13,8%

5 buenas razones para la evaluación de riesgos

Entonces, ¿es la evaluación de riesgos un instrumento del que se puede prescindir? Esta pregunta puede responderse con un claro "NO", porque hay razones esenciales que hablan de la necesidad de las evaluaciones de riesgo.

1

Minimización de riesgos mediante auditorías sistemáticas

¿Está seguro de que no hay riesgos importantes en su empresa? ¿Realmente tienes vigilado cada equipo de trabajo y cada actividad? Si falta un control sistemático, es fácil que se pasen por alto las deficiencias de seguridad. La metodología de evaluación de riesgos le ayuda a examinar los distintos procesos de su empresa de forma estructurada y precisa y a identificar así todas las fuentes de peligro previsibles. De este modo, se garantiza, en última instancia, una óptima minimización de los riesgos en relación con posibles accidentes y enfermedades laborales.

2

Seguridad jurídica

Al realizar las evaluaciones de riesgos, los empresarios cumplen con su obligación legal de acuerdo con la Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo. En caso de daños, la documentación de la GBU sirve como prueba de que se han tenido en cuenta los requisitos legales y se han definido las medidas de seguridad laboral adecuadas para los empleados. En caso de inspección por parte de las autoridades competentes, una evaluación de riesgos debidamente documentada también puede demostrar que la empresa ha actuado de acuerdo con la ley. Si la fiscalía lleva a cabo investigaciones por accidentes con resultado de daños personales (en el peor de los casos con daños permanentes para la salud o la muerte), la falta de una evaluación de riesgos puede dar lugar a penas de prisión para los responsables.

3

Beneficio económico

Los costes derivados de los accidentes y enfermedades laborales son enormes. Basándose en una incapacidad laboral media de 16,7 días por trabajador. El Instituto Federal de Seguridad y Salud en el Trabajo (BAuA) estimó recientemente las pérdidas económicas de producción en un total de 76.000 millones de euros (o 136.000 millones de euros en valor añadido bruto perdido). Además de los tiempos de inactividad, en caso de daños, existe la amenaza de costes por litigios, costes por indemnizaciones y multas. Con la ayuda de las evaluaciones de riesgo, no sólo se puede minimizar el riesgo de inactividad. En caso de daños, también puede servir de defenterse frente a las reclamaciones de indemnización.

4

La seguridad en el trabajo es cosa del jefe

Los empresarios son responsables de sus empleados. El tema de la salud y la seguridad en el trabajo es también una tarea de gestión prescrita por la ley. Aunque es ciertamente positivo y deseable que los empleados se impliquen en las cuestiones de seguridad, en última instancia no es admisible delegar en ellos la responsabilidad. Por otra parte, la realización de evaluaciones de riesgo es un medio adecuado para cumplir con la responsabilidad empresarial.

5

Promover el trabajo eficiente

Un entorno de trabajo inseguro genera rápidamente incertidumbre y desmotivación entre los empleados. Las deficiencias en materia de seguridad también pueden entorpecer el trabajo de los empleados y, por tanto, ralentizar los procesos. Si la seguridad laboral se toma en serio en la empresa, se envía la señal correcta a los empleados. Trabajan con más eficacia y están más motivados.

¿Quién es el responsable de la evaluación de riesgos? ¿Quién lo lleva a cabo?

La responsabilidad de la evaluación de riesgos recae siempre en el empresario. La aplicación práctica debe ser llevada a cabo por la llamada "persona competente".

i

"Se considera que una persona es competente si tiene los conocimientos técnicos necesarios para realizar una tarea especificada en esta Ordenanza. Los requisitos de experiencia dependen del tipo de tarea correspondiente. Los requisitos incluyen una formación profesional adecuada, experiencia profesional o una actividad profesional pertinente realizada en el momento oportuno, así como la participación en medidas específicas de formación continua."

El TRGS 400 concreta los requisitos del GefStoffV en la medida en que prescribe explícitamente las competencias en el ámbito de la seguridad laboral para las personas competentes. Además, es necesario conocer las propiedades peligrosas de las sustancias peligrosas existentes y la forma de llevar a cabo las evaluaciones de riesgo de las actividades con sustancias peligrosas. Se debe conocer la normativa pertinente y se deben poder evaluar las condiciones de trabajo y las medidas de protección especificadas durante una actividad. Los conocimientos adecuados también pueden adquirirse mediante la participación en medidas de formación específicas.

Siempre que disponga de la cualificación adecuada, el propio empresario puede realizar la evaluación de riesgos de las sustancias peligrosas como persona competente. Si no tiene conocimientos suficientes, debe pedir consejo a personas competentes -que pueden ser, por ejemplo, directivos, especialistas en seguridad laboral, médicos de empresa o incluso servicios externos- o encargarles la elaboración de la evaluación de riesgos. Por supuesto, todos los conocimientos necesarios no tienen por qué reunirse en una sola persona. A partir de un determinado tamaño de empresa o debido a la heterogeneidad de los conocimientos necesarios, esto no suele ser factible. Por lo tanto, a menudo es necesaria la participación de varias personas para lograr un nivel óptimo de protección.

En particular, los conocimientos de los empleados también son valiosos. Al fin y al cabo, ellos son los que mejor conocen sus propios procesos de trabajo, incluidos los peligros que puedan surgir. Por lo tanto, deben participar en el proceso en una fase temprana y participar en la realización de la evaluación de riesgos. También deben respetarse los derechos de codeterminación, por ejemplo, por parte de los comités de empresa y de personal. Si se delega la realización de la evaluación de riesgos, también deben observarse aquí ciertas condiciones de delegación de responsabilidad. La asignación debe hacerse por escrito y describir exactamente las tareas que se delegan. También deben definirse específicamente las áreas de responsabilidad y autoridad. Asimismo, el empresario debe asegurarse de que las personas encargadas de realizar la evaluación de riesgos cumplen los requisitos de conocimientos técnicos requeridos y tienen acceso a toda la información necesaria.

Es importante saberlo: La responsabilidad legal general, así como la aplicación de los resultados, sigue siendo del empresario en cualquier caso, independientemente de quién realice en última instancia la evaluación de riesgos.

¿Cómo funciona la evaluación de riesgos de sustancias peligrosas?

El procedimiento de evaluación de riesgos para las actividades en las que intervienen sustancias peligrosas se describe detalladamente en el TRGS 400 y sigue el siguiente diagrama de flujo. Todo el proceso de evaluación de riesgos debe estar documentado.

1

Adquirir información

2

Identificar y evaluar los riesgos

3

Tomar medidas de protección

4

Verificar la eficacia

5

Aplicación permanente y coherente

Obtener información y evaluar los riesgos de las sustancias peligrosas

En primer lugar, es importante obtener una visión precisa de qué sustancias peligrosas se producen en qué cantidades y durante qué actividades en la empresa. Por ejemplo, ¿se realizan actividades con sustancias peligrosas o pueden generarse o liberarse sustancias peligrosas durante las actividades? ¿En qué cantidades se encuentran las sustancias peligrosas? Toda esta información debe consignarse en un registro (registro de sustancias peligrosas). A continuación se examinan los peligros concretos que pueden surgir debido a las propiedades de las sustancias. En el caso de las sustancias peligrosas, deben tenerse en cuenta, en particular, los riesgos por inhalación (contacto con la piel), por vía oral (ingestión) y los riesgos fisicoquímicos (por ejemplo, los riesgos de incendio y explosión). Además del tipo de peligro, también debe realizarse la correspondiente evaluación de riesgos. El nivel de peligro depende, por ejemplo, del alcance y la probabilidad de que se produzca un daño previsto. También influye la frecuencia y la duración de una actividad con sustancias peligrosas.

Las fuentes de información útiles son:

  • La ficha de datos de seguridad de la sustancia peligrosa
  • Normas legales y técnicas
  • La etiqueta de identificación del envase
  • Instrucciones de uso o folletos técnicos
  • Normas e información de las instituciones de seguros de accidentes
  • Sistemas de información sobre sustancias peligrosas
  • Bases de datos de las instituciones de seguros de accidentes
  • Inspección del lugar de trabajo
  • Resultados del examen de salud laboral
  • Información de los empleados o del comité de empresa o del personal

La ficha de datos de seguridad

La ficha de datos de seguridad es una fuente central de información para la evaluación de riesgos cuando se trabaja con sustancias peligrosas. Describe tanto las propiedades peligrosas que emanan de la sustancia o la mezcla como las medidas que pueden proteger contra estos peligros. La hoja de datos de seguridad debe ser revisada para detectar información obviamente incompleta, contradictoria o incorrecta. Si es necesario, debe solicitarse una hoja de datos de seguridad correcta al proveedor y ésta debe suministrarla. Si el empresario no recibe la información necesaria, deberá obtenerla por sí mismo o suponer que existen los peligros para los que no se dispone de información y determinar las medidas adecuadas (véanse los apartados 7 y 8 del punto 5.2). Como alternativa, se recomienda utilizar únicamente sustancias o mezclas para las que el proveedor proporcione la información necesaria. Incluso en el caso de las sustancias y mezclas para las que la ley no exige una ficha de datos de seguridad, los proveedores están obligados a proporcionar a los clientes la información disponible y pertinente necesaria para identificar y aplicar las medidas adecuadas. Las sustancias o mezclas de producción propia o los productos intermedios que no se comercializan deben ser clasificados por el propio empresario de acuerdo con el artículo 6 de la Ordenanza sobre sustancias peligrosas (véase el TRGS 201 "Clasificación y etiquetado para actividades con sustancias peligrosas").

Derivar medidas de protección, comprobar su eficacia y aplicarlas permanentemente

Las medidas de protección adecuadas deben derivarse de los conocimientos adquiridos sobre el tipo y el nivel de los peligros. El llamado principio STOP se aplica a su selección:

S Sustitución - T Medidas técnicas - O Medidas organizativas - P Medidas personales

El orden de las medidas es sinónimo de su priorización. Una solución técnica, como un lugar de trabajo contaminante, es preferible a medidas personales como el uso de equipos de protección individual. La eficacia de las medidas de protección aplicadas debe revisarse periódicamente. A este respecto, pueden obtenerse resultados importantes, por ejemplo, de las mediciones en el lugar de trabajo, de la información sobre el estado de la técnica, de las precauciones sanitarias en el trabajo o de los accidentes ("casi") y las interrupciones de los procedimientos operativos. Las medidas de protección deben aplicarse de forma permanente y coherente (mediante instrucciones de uso, formación periódica, la función de modelo de los superiores y medidas adecuadas en caso de incumplimiento de las instrucciones de uso).

Die passenden Produkte finden Sie bei DENIOS!

¿Con qué frecuencia debe realizarse una evaluación del riesgo de sustancias peligrosas?

El empresario sólo puede permitir que se inicie una actividad en la que intervengan sustancias peligrosas después de que se haya realizado una evaluación de riesgos y se hayan adoptado las medidas de protección necesarias. Esto significa que incluso la consideración de utilizar nuevas sustancias peligrosas en la empresa o establecer nuevas actividades debe ir acompañada de una evaluación inicial. Sin embargo, después de esto, la evaluación de riesgos no es en absoluto completa. Más bien debe entenderse como un proceso continuo que requiere ajustes regulares y en función de los acontecimientos.

La evaluación del riesgo de las sustancias peligrosas debe actualizarse, en particular, cuando

  • Introducción nuevas sustancias peligrosas
  • Modificación de las actividades, los procedimientos de trabajo, los equipos de trabajo, los procesos o las medidas de protección
  • Los resultados de las pruebas de eficacia exigen nuevas medidas
  • Modificación de la legislación o los reglamentos pertinentes
  • Disposición de nuevos descubrimientos sobre las propiedades peligrosas de las sustancias o de las precauciones para la salud en el trabajo
  • El estado de la técnica evoluciona
  • Se introducen valores límite de exposición profesional nuevos o modificados
  • Se producen accidentes o enfermedades laborales
  • Se han producido incidentes o accidentes
  • Se reconocen las situaciones críticas (por ejemplo, los cuasi accidentes)
  • No se ha realizado ninguna reevaluación después de un intervalo de tiempo fijo y regular (en la práctica, a menudo después de 2 o 3 años)
Estaremos encantados de asesorarle.

Ya sea por teléfono, por correo electrónico o en persona en sus instalaciones, estaremos encantados de ayudarle y asesorarle. Póngase en contacto con nosotros.

Asesoramiento experto gratuito 900 373 615

Artículos relacionados

Poster

Identifique las baterías de litio defectuosas y manipúlelas adecuadamente

Con este póster gratuito de DENIOS, podrá comprobar sistemáticamente si su batería de litio presenta signos concretos de un defecto y complementar su plan de acción para baterías de litio defectuosas con los consejos prácticos del experto.

Leer más
Guía de selección

Cajas de Almacenamiento y Transporte para Baterías de Litio

Guía de selección gratuita de DENIOS con una infografía con los criterios más importantes al seleccionar una caja de transporte o almacenamiento para baterías de litio, los productos disponibles en la gama DENIOS y cómo se diferencian en términos de funcionalidad, posibles usos y aprobaciones.

Leer más
Formación en la empresa

Curso de Almacenamiento de productos químicos en recipientes móviles

Este Curso está enfocado a dotar a los alumnos de las competencias necesarias en este ámbito y ofrece una formación eminentemente práctica

Fecha : del 8 de noviembre al 13 de diciembre de 2022 Lugar: Online

Leer más
Guía

Guía sobre duchas de seguridad industriales

Las duchas de cuerpo y ojos, indicadas como obligatorias para muchos ámbitos, ofrecen una ayuda rápida para primeros auxilios.

Leer más
Guía

Duchas y lavaojos sin toma de agua

En la tienda online de DENIOS encontrará una amplia selección de productos para el suministro de duchas de seguridad y lavaojos de emergencias. Pero, ¿qué producto es el adecuado? Hemos elaborado una guía de selección clara para ayudarle a tomar la decisión correcta.

Leer más
Guía

Seguridad laboral: lavaojos y duchas de seguridad

Si bien se han incrementado las medidas de protección laboral para proteger de la mejor manera posible a los empleados, es imposible erradicar este tipo de accidentes por completo. ¿Cuáles son las medidas de emergencia adecuadas? ¿Qué es necesario para reducir las consecuencias de los accidentes?

Leer más
Cargar más artículos Cargados 6 de 31 artículos
i

La información especializada de esta página se ha recopilado cuidadosamente y según nuestro leal saber y entender. No obstante, DENIOS España no puede asumir ninguna garantía o responsabilidad de ningún tipo, ya sea contractual, extracontractual o de otro tipo, por la actualidad, la integridad y la exactitud, ni frente al lector ni frente a terceros. Por lo tanto, el uso de la información y el contenido para sus propios fines o los de terceros corre por su cuenta y riesgo. En cualquier caso, respete la legislación local y vigente.

Menú
Iniciar sesión
Su cestaAñadido a la cesta
Ir a la cesta
¡Estamos encantados de ayudarle!

Llámenos o rellene el formulario y nos pondremos en contacto lo antes posible.

Servicio de Asistencia Técnica 900 373 615 900 373 615 900 373 615
De lunes a viernes de 8:30 a 17:30h