Herramientas ATEX, antichispas

¿Por qué utilizar heramientas ATEX?

Evite las chispas o llamas en zonas ATEX

Las herramientas de acero disponibles en el mercado pueden ser una fuente de ignición, es decir, pueden producir chispas. La mezcla de gas y aire puede crear una chispa y ésta convertirse en una explosión incendiaria.

En zonas ATEX, aquellas con presencia de gases o vapores inflamables que pueden desencadenar en cualquier momento en la formación de una atmósfera explosiva (ATEX), la producción de chispas debe evitarse a toda costa. La utilización de herramientas libres de chispas es una de las medidas a adoptar además de la prevención de explosiones.

Estas herramientas ATEX están fabricadas con aleaciones especiales a base de cobre. Aún así debemos respetar las instrucciones de uso.

Mantenimiento de herramientas antichispas

Las herramientas sin chispas están fabricadas con la menor cantidad de juntas rígidas posibles y, por ese motivo, son más sensibles que las comunes. Téngalo en cuenta al utilizarlas. Si aparecen señales de desgaste es recomendables sustituirlas. También es importante que se las utilice solo para aquellas tareas para las que han sido diseñadas, no utilice un cincel como llave palanca o una llave normal como un martillo. Preste atención a estos consejos de mantenimiento:

  1. Las herramientas libres de chispas de Cu-Be (cobre / berílio) como espátulas, chaves de parafusos, alicates, etc, não se devem utilizar da mesma maneira que as ferramentas de aço convencionais.
  2. Quando aquecem a mais de 250C°, o rendimento das juntas de cobre e berílio perdem grande medida e as ferramentas apenas têm a rigídez do cobre. Vão ser praticamente inúteis!

Por esse motivo, as ferramentas fabricadas de CuBe (berílio de cobre) apenas devem molhar-se no solo. Isto evitará a poeira e vapores produzidos durante a moagem, cuja nalação pode ser prejudicial para a saúde. É obrigatório a utilização de roupa de proteção adicional.
Não recomendamos reformular ferramentas de CuBe!

Señal de exclamación negra dentro de un triángulo amarillo: requiere la máxima precaución y atención