Eficiencia energética en el calentamiento de sustancias

Nuestras cámaras y calentamiento de bidones suponen a la empresa un ahorro de costes por su optimización energética

Manta Calefactora, ATEX, y calentador de bidones

Cámaras de Calentamiento DENIOS energéticamente eficiente

Las cámaras de calentamiento son almacenes prefabricados preparados para el calentamiento de sustancias químicas, peligrosas y/o contaminantes de forma 100% segura. 

Estos almacenamientos climatizados son apropiados para, por ejemplo, almacenar productos a temperatura constante para mantener sus propiedades, evitar la congelación de productos por las condiciones meteorológicas o el acondicionamiento térmico de las materias primas para procesos productivos posteriores, como, por ejemplo, alcanzar la viscosidad óptima para incorporarlos al proceso de producción.

Procesos posibles:

  1. Calentar y fundir hasta 300 º C
  2. Almacenamiento anticongelación (mantenimiento de temperaturas constantes)
  3. Almacenamiento refrigerado.

Ahorro de costes y eficiencia energética

Las cámaras de calentamiento de DENIOS suponen para su empresa un ahorro de costes en el consumo energético y una optimización de la eficiencia energética, basada en los siguientes puntos:

  • Al mantener los productos almacenados a la temperatura óptima para el proceso productivo, se evitan los costes de calentamiento o enfriamiento para preparar las sustancias.  Es por ejemplo el caso de las parafinas, que suelen manufacturarse en estado líquido y a temperatura ambiente se conservan en estado sólido.

En términos coloquiales, podríamos compararlo como la eficiencia que supone el consumo de un frigorífico en el que almacenamos productos a una temperatura constante frente al consumo energético de introducir sustancias calientes en un congelador.

  • Posibilidad de empleo de energías residuales que tenga la empresa. Los hornos de DENIOS pueden utilizar como fuente de energía el vapor, energía eléctrica, aceite o agua calientes procedentes de otros procesos. Si por ejemplo en el proceso productivo de la empresa se genera residualmente vapor de agua, podemos adaptar la cámara térmica para el empleo de dicha energía, suponiendo un ahorro de costes, y una reutilización de la energía, y además generando para la empresa una mejora tecnológica en eficiencia energética.

Las cámaras de calentamiento, estufas para bidones y GRGs, DENIOS se construyen utilizando paneles aislantes de 100 mm de grosor, lo que asegura un óptimo aislamiento.

  • Las calefacciones, además, se basan en la recirculación de aire caliente. De esta manera se consigue una temperatura homogénea dentro de la estufa con un mínimo consumo de energía.

Seguridad en el calentamiento de sustancias química incluso en entornos ATEX

Pero sobretodo, usted esta ganando en seguridad, ya que en DENIOS somos especialistas en sustancias químicas y peligrosas, y suministramos estos equipos en versión resistente al fuego, con equipamientos antideflagrantes (ATEX), cubeto de retención para evitar derrames o extracción de vapores nocivos entre otros muchos accesorios.

En ocasiones, se requiere trasladar los bidones de un lado a otro a los puntos de uso de los mismos están en diferentes lugares de la planta de producción.

En esos casos, existen otro tipo de equipos diferentes de las estufas fijas, como las mantas calefactoras o los calefactores de inducción.

La elección del método de calentamiento adecuado depende de muchos factores: el tipo de producto a calentar, la temperatura deseada y los valores de calefacción deseados.

Las mantas calefactoras (disponibles para IBC, bidones de acero o plástico y en versiones ATEX) son una buena elección cuando se necesita un calentamiento estacional (los días más duros del invierno), ya que el resto del año se almacenan ocupando muy poco espacio. También son adecuadas cuando se han de calentar recipientes en puntos muy diferentes de la empresa, ya que son muy fáciles y ligeros de transportar.

Calentamiento de sustancias

Un gran grupo de sustancias como por ejemplo sirope, glucosas o derivados del petróleo necesitan ser calentados a temperaturas de hasta 50-100°C para facilitar su manipulación, aunque sean fluidos a temperatura ambiente (20 ºC). 

Otros productos, como las resinas, absorben el calor muy difícilmente y necesitan temperaturas superiores a 100°C y largos tiempos de calentamiento para fundirse. Además se generan muy a menudo vapores inflamables, por lo que a su alrededor deben considerarse zonas ATEX y utilizar por tanto equipos adecuados a estas zonas de peligro de explosión.

En estos casos son más adecuados los calentadores o los calentadores de inducción. Un suelo calefactor adicional acorta la duración del proceso.

Los calentadores de inducción reducen a la mitad el tiempo de calentamiento en comparación con las mantas calefactoras.

A modo de ejemplo, un bidón de estándar se calienta entre 5º-10ºC por hora con una manta térmica, mientras que el calentador de inducción permite un ascenso de entre 10º-20ºC por hora (dependiendo de la sustancias, su calor específico, etc.).

El equipo de ingeniería de DENIOS estará a su disposición para asesorarle sobre el diseño de su almacén climatizado, estufa o equipo de calentamiento, desde mantas térmicas, asando por estufas para 2  bidones hasta grandes almacenes a medida para 24 GRGs….

Características de los sistemas térmicos de DENIOS

  • Temperatura constante controlada
  • Ahorro y eficiencia energética
  • Reducción de costes
  • Tiempos reducidos de calentamiento o refrigeración
  • Disponibles con resistencia al fuego y/o equipamientos antideflagrantes
  • Con cubeto de retención según la legislación vigente
  • Equipamiento conforme a homologación del DIBt, Berlín

Sistemas térmicos DENIOS y casos de éxito de ejemplo

No dude en consultar con DENIOS, cuyos ingenieros le ofrecen un asesoramiento experto en almacenamiento de sustancias, encontrando solución a todos los problemas con los que se encuentre.