¿Qué bomba necesito?
3 pasos para escoger la bomba adecuada


En las empresas, los procesos productivos se modifican continuamente, se cambia de proveedores o aumenta y disminuye la necesidad de capacidad productiva con gran rapidez. Estos cambios, entre otras cosas, dan lugar a la entrada y salida de diferentes productos químicos, con diferentes concentraciones / formulaciones o en diferentes formatos / recipientes.

En los últimos meses, por ejemplo, han entrado a formar parte del día a día de la empresa nuevos líquidos de limpieza y desinfección para combatir la propagación del COVID19, hidroalcoholes y geles hidroalcóholicos para higiene personal, etc.

Para asegurar la protección de las instalaciones y los trabajadores, los equipos auxiliares también deben adaptarse a esos nuevos procesos y sustancias.

Un caso típico de esta adaptación son las bombas: la misma bomba que era adecuada para el proceso o la sustancia anterior, puede no ser segura si se utiliza para un recipiente diferente o una sustancia de características distintas.

A continuación, se presenta una guía de tres pasos para verificar si la bomba disponible es adecuada para la nueva situación o, si debe sustituirse por otra, cuál es la más adecuada en función de:


1º. ¿Qué tipo de sustancia vamos a bombear? 

Puede que sea el criterio más importante a la hora de decidir si una bomba sigue siendo válida o qué bomba elegir para un nuevo proceso.

Los líquidos varían tanto en su viscosidad como en sus propiedades químicas (inflamabilidad, corrosividad,, etc.) y no existe ninguna bomba que sea apta para todo tipo de medios independientemente de su viscosidad, así como tampoco existe una bomba que resista absolutamente todos los posibles químicos a trasvasar.

Dependiendo de los requerimientos, se puede optimizar la bomba a utilizar.

Es el caso de muchos de los productos de limpieza y desinfectantes utilizados en la lucha contra el COVID: jabones líquidos, lejías, hipoclorito de sodio, peróxido de hidrógeno, agua oxigenada...

La manipulación segura de este tipo de productos requiere materiales especiales resistentes a la corrosión, como pueden ser polipropileno (PP), fluoruro de polivinilideno (PVDF) o teflón (PTFE), e incluso acero inoxidable en al caso de sustancias muy agresivas.

En estos momentos, el nuevo líquido inflamable que ha irrumpido en la mayoría de las empresas es el hidroalcohol o gel hidroalcóholico.

Otros inflamables muy habituales son los disolventes volátiles, como por ejemplo la acetona.

El trasvase de este tipo de líquidos puede generar mezclas de vapores inflamables con el aire, que resultan en atmósferas explosivas. Los materiales de la bomba, por tanto, deberán estar diseñados para no producir chispas, electricidad estática o calentamientos que pudieran dar lugar a incendios de la sustancia trasvasada, con las graves consecuencias que ellos supondría.

Por tanto, deben estar certificados / marcados según normativa ATEX de atmósferas explosivas (zonas ATEX 0, ATEX 1 o ATEX 2 según sea el caso y el proceso).

Además, debe derivarse la electricidad estática conectando entre sí bomba y recipiente mediante cables / pinzas de tierra


Tabla de bombas adecuadas para etanol y propanol

Según la Tabla de virucidas autorizados en España, dos de los componentes más empleados y adecuados como líquidos o geles hidroalcohólicos son el etanol y el propanol.

A continuación indicamos las bombas más adecuadas para estos dos productos en particular.

Sustancia Tipo Recipiente Bomba DENIOS
Etanol manual bidón de 200 litros Ver bomba 117674W
Etanol y
propanol
manual 1-5 litros Ver bomba 242994W
manual hasta 60 litros Ver bomba 157589W
manual garrafa de hojalata Ver bomba 210335W
manual bidón de 200 litros Ver bomba 157587W
Ver bomba 201951W
eléctrica de caña bidón de 200 litros Ver bomba 117539W
eléctrica de caña bidón de 200 litros Ver bomba 117540W
neumática de caña bidón de 200 litros Ver bomba 137422W
neumática de caña GRG IBC de 1000 litros Ver bomba 137424W

Sin tratarse de productos específicos de lucha frente al COVID, éste tipo de productos están presentes en la mayoría de las empresas y pudiera ser que, por la situación excepcional, se hayan adquirido mayores cantidades o en recipientes de mayor tamaño que por tanto requieran de bombeo.

Lubricantes, combustibles (gasoil, fuel, gasolina), anticongelantes, petroquímicos, etc. se caracterizan por tener viscosidades muy diversas a tener en cuenta.


Como en el caso anterior, en algunas empresas se ha hecho mayor acopio de materias primas o se está trabajando con mayores cantidades de sustancias alimentarias, con lo cual las necesidades de trasvase y bombeo han variado.

En estos casos, recordamos que todos los elementos auxiliares (también las bombas) deben contar con el correspondiente certificado según normativa alimentaria (Reglamento (CE) n° 1935/2004).

También existen bombas para uso alimentario y con certificado ATEX, por ejemplo para el bombeo de alcoholes alimentarios, aromas líquidos, etc.


Lista de resistencias para la elección de bombas eléctricas

Lista de resistencias para la elección de bombas eléctricas

Estas 5 variantes se suministran con su correspondiente juego de accesorios para un uso inmediato:


Lista de resistencias a sustancias para la elección de bombas manuales

Importante para la elección de la bomba manual adecuada: Tenga en cuenta el tipo de recipiente y su tamaño, así como el caudal de elevación requerido y la idoneidad de la bomba respecto a la sustancia a bombear. Además de que la bomba sea resistente a la acción química de la sustancia trasvasada, deben tenerse en cuenta otras reglamentaciones de seguridad e higiene o medioambientales, como por ejemplo la normativa ATEX.

En esta tabla puedes comprobar la resistencia de la bomba según la sustancia que se vaya a trasvasar.

Estas indicaciones se basan en test de laboratorio realizados con materias primas. Las piezas plásticas están sometidas a influencias que no pueden ser identificadas en dichos test. Por ello, los valores indicados sólo han de tenerse en cuenta como una recomendación.

Para entender la tabla, tenga en cuenta que:

  • El área amarilla se ocupa de las bombas aptas o recomentadas para sustancias y disolventes fácilmente inflamables.
  • El área gris está dedicada a bombas aptas o recomendadas para ácidos y bases.

A continuación puede consultar todas las bombas de la tabla:

Lista de resistencias a sustancias para la elección de bombas manuales

2º.¿Nos interesa más una bomba eléctrica, neumática o manual? 

Existen diferentes modos de operación de las bombas, los cuales se definen en función de:

  • La periodicidad en la que deba utilizarse la bomba
  • Qué caudal se desea trasvasar o elevar

Según sean las necesidades en relación a esos dos aspectos y la presencia de electricidad o aire comprimido en la ubicación elegida, decidiremos entre:

  • Bombas manuales
  • Bombas eléctricas
  • Bombas neumáticas

Mientras que las bombas eléctricas y neumáticas / aire comprimido suelen utilizarse para recipientes de mayor tamaño y sobre todo para un rápido bombeo de grandes cantidades, las bombas manuales son más apropiadas para bombeo ocasional en menores cantidades.

La viscosidad de la sustancia trasvasada también juega un papel importante a la hora de decidir si la bomba disponible sigue siendo adecuada o si se debe elegir una nueva más eficiente.

Esta tabla resume las ventajas y desventajas de un tipo u otro de bombas:

Bombas manuales Bombas eléctricas o neumáticas
+  Uso rápido y flexible + Más eficientes y ergonómicas para mayores caudales
+  Más económicas + Más eficientes y ergonómicas para mayores viscosidades
-  Se requiere de esfuerzo y tiempo para mayores caudales + Adecuadas para funcionamiento permanente y/o frecuente
-  Se requiere de esfuerzo y tiempo para mayores viscosidades -  Se requiere de electricidad o aire comprimido en el lugar de operación
-  Pueden no ser adecuadas según la altura de elevación deseada  
-  No adecuadas para uso continuo  

Bombas de tipo manual

El llenado manual de líquidos o sustancias químicas requiere de bombas especialmente equipadas.

Según las preferencias, la fuerza / movimiento de elevación puede aplicarse mediante émbolo, palanca, esfera flexible, rotación, manivela e incluso pedal para poder mantener ambas manos libres durante el trasvase.

Bombas eléctricas y bombas de aire comprimido (neumáticas)

El manejo seguro de líquidos de diferentes viscosidades requiere el uso de este tipo de bombas, especialmente si se trata de grandes recipientes (bidones o GRG/IBC) y sustancias viscosas como aceites, grasas, resinas, etc.

En el caso de bidones de 200 litros (los más habituales en la industria), a veces puede ser suficiente con las bombas manuales. Algunos modelos de bomba manual permiten adaptar la longitud del tubo de inmersión para adaptarse a los bidones, aunque deben tenerse claras las desventajas que se mencionaban en la tabla anterior.

En el caso de cubicontainers de 1000 litros (GRG o IBC), la elección siempre debe ser una bomba eléctrica o neumática, cuyas longitudes de tubo de inmersión ya están diseñadas para la profundidad del container y además tienen la potencia suficiente para elevar la altura necesaria.

En algunos casos resultan especialmente interesantes las bombas-mezclador, que sirven para agitar el contenido dentro del contenedor y posteriormente bombearlo.

¿Electricidad o aire comprimido?

Por una parte, dependerá de las conexiones que estén disponibles en lugar de operación.

Por otro lado, las bombas neumáticas consiguen mejores resultados, especialmente en el caso de sustancias “difíciles”.

Las bombas de membrana son aptas para sustancias abrasivas e incluso líquidos con partículas o fracción sólida, así como sustancias de viscosidades extremadamente altas.


3º ¿Y para necesidades muy específicas?

Las aplicaciones especiales requieren de bombas especiales. Entre otros ejemplos, éstas son algunas de las soluciones disponibles:

  • Bombas estancas al gas para un llenado libre de olores en el caso de sustancias de fuerte olor como por ejemplo el amoniaco.
  • Mini bombas para un bombeo seguro de pequeñas cantidades, por ejemplo en el laboratorio.
  • Bombas ultralimpias para trasvase de líquidos de gran pureza en la industria química, farmacéutica o alimentaria.
  • Bombas móviles que combinan el rendimiento de las bombas de aire comprimido con una flexibilidad óptima.
  • Bombas aptas para funcionamiento en seco, para aplicaciones donde se requiere drenaje inferior.
  • ...

Para unos resultados óptimos, existen infinidad de accesorios para bombas, como por ejemplo los contadores de flujo, indicadores de nivel o plataformas porta-recipientes para colocar sobre el bidón de 200 l.


Consejos para un trasiego seguro de sustancias

Recuerde utilizar los Equipos de Protección Individual (EPIs) adecuados

Antes de empezar a llenar o vaciar los recipientes, prepárese y utilice los EPI adecuados. Esto incluye, al menos, gafas de seguridad para protección de los ojos frente a salpicaduras y guantes de un material adecuado a la sustancia a trasvasar.

Según cuál sea esta sustancia y la operativa, quizá necesite de equipo adicional como traje de protección o protección respiratoria.

Prevea también mecanismos de emergencia en caso de accidente, por ejemplo colocando duchas y lavaojos en las inmediaciones del lugar de trasvase o al menos botellas lavaojos para asistir al empleado mientras se traslada a la ducha más cercana.

Prevea las posibles salpicaduras y goteos

Especialmente al sacar la bomba del recipiente, pueden producirse goteos. También pueden producirse derrames o salpicaduras durante el mismo trasvase.

En un caso y el otro, hay que prever material absorbente adecuado para su recogida, preferiblemente colocado con antelación, mejor que para limpieza de derrames ya ocurridos.

Adicionalmente, también es conveniente realizar estos trabajos sobre cubetos de retención móviles adecuados, así como prever el sellado de canalizaciones y alcantarillas mediante las barreras / obturadores al uso.


Asesoraremos gratuito sobre bombas industriales

Marta Mendoza Belío - Directora comercial de DENIOS España

Marta Mendoza Belío

Directora comercial de DENIOS España

"La protección de los trabajadores y control de riesgos laborales es uno de los principales objetivos de DENIOS desde hace más de 30 años. Con este propósito reforzamos y adaptamos nuestra gama de soluciones para ofrecer a nuestros clientes todo lo que necesitan para asegurarse que su empresa esté totalmente protegida frente al COVID-19”

¿Quiere más información? Llame al teléfono gratuito
900 37 36 15
para hablar con uno de nuestros expertos.


* La información recogida en esta página ha sido cuidadosamente preparado por DENIOS SL de acuerdo con nuestros conocimientos y nuestro principio de honestidad. DENIOS SL no puede asumir ninguna garantía ni responsabilidad de ningún tipo, ya sea de manera contractual, ilícita o de cualquier otra forma, por la puntualidad, integridad y corrección, ni hacia el destinatario de esta revista ni ante terceros. El uso de la información para su propio uso o para otros fines es bajo su propio riesgo. En cualquier caso observar la legislación local vigente.