Los GRG IBC y la COVID. ¡Úsalos con seguridad!


1. ¿GRG y COVID?

Si has llegado hasta aquí probablemente conoces de sobras lo que es un GRG, IBC, KTC o cubicontenedor. Es más, probablemente lo usas diariamente en tu empresa.

Si necesitas refrescar un poquito las características de este tipo de recipiente puedes hacer click en este post de nuestro blog: Todo lo que debes saber de un contenedor de 1000 litros.

Estos recipientes cada vez son más habituales en la industria y se llegan a almacenar y manipular en grandes cantidades. En el marco de la “nueva normalidad” industrial post-COVID es posible que en tu empresa se haya dado alguna de las siguientes situaciones:

  1. Que antes no dispusierais de este tipo de recientes y ahora por la alta demanda de productos de limpieza, desinfección o hidrogeles hayas empezado a tenerlos.
  2. Que los emplees para nuevos productos que antes no solías tener, como alcoholes inflamables o productos de limpieza corrosivos.
  3. Que los utilicéis como recipiente mezclador o intermedio en procesos de fabricación o mezclado.

En cualquiera de estos casos, escoger y usar con seguridad estos recipientes, así como disponer de los accesorios adecuados, es la clave para evitar accidentes no deseados.

Sigue leyendo para descubrir todo lo que necesitas saber para trabajar con ellos con seguridad.


2. Escoger el GRG adecuado

Hay varios factores a tener en cuenta a la hora de escoger el tipo de GRG a emplear, a continuación, te resumimos los más importantes:

· Tamaño ·

Hay mundo GRG más allá de los 1.000 litros. Si has decidido pasar a usarlo en algún tipo de producto químico, probablemente sea por uno de estos dos motivos:

  • tienes necesidad de grandes cantidades y/o
  • te resulta cómodo trabajar con el GRG porque dispone de palet inferior y se mueve fácilmente con carretilla o traspaleta.

En el primero de los casos, la opción del GRG más habitual que es el de 1.000L es sin duda la mejor y más extendida.

Si por el contrario te encuentras en el segundo caso, has de saber que hay GRG de menores tamaños (ejemplo 600 u 800 litros) por lo que no has de sentirte obligado a adquirir, almacenar o usar 1.000 litros de producto si con menor cantidad tienes suficiente stock.

· Homologación·

La mayoría de las veces cuando vemos GRG con productos líquidos en su interior vamos instintivamente a buscar la homologación del GRG/IBC para asegurarnos de que todo es correcto.

La homologación del GRG (marcado UN) acredita que éste ha pasado los tests exigidos por la normativa de transporte (normalmente ADR pues lo más habitual es que nos lleguen por carretera) y por lo tanto tiene unas garantías de seguridad muy altas.

Sin embargo existen GRG con y sin homologación, y es importante saber en qué casos puede ser adecuado adquirir unos u otros para no caer en errores ni problemas de seguridad.

  • GRG / IBC sin homologación UN: para casos en los que los productos a almacenar no sean mercancías peligrosas (según ADR u otra normativa de transporte) o el producto químico no vaya a ser transportado (para usos internos dentro de planta).
  • GRG / IBC con homologación UN: obligatorio usarlo siempre que se trate un producto químico tipificado como mercancía peligrosa y por supuesto si va a ser transportado (por carretera, tren, avión, barco…).

Es importante en cualquier caso saber que los GRG homologados UN cuentan con una gran cantidad de pruebas y test realizados que los hacen mucho más seguros en cuanto a caídas, golpes, más resistentes en el apilado... por lo que

Desde el punto de vista de la seguridad se recomienda usar los IBC GRG certificados

Homologación UN (ejemplo)
	Sello de la Homologación UN de recipientes

· Material ·

Es importante que el material en contacto con el líquido (el del cuerpo del GRG) sea compatible con el producto químico.

Los GRG más habituales (los de cuerpo blanco) se fabrican en HDPE, pero existe productos químicos peligrosos incompatibles con él, por lo que en ese caso se recomienda recurrir a recipientes de acero inoxidable como estos 4 que os mostramos (comprobando siempre su compatibilidad en la Ficha de datos de seguridad).

Además de la compatibilidad química, el GRG ha de ofrecer otras opciones de seguridad como:

Contenedores GRG IBC de 1.000 litros con protección UV

Contenedores GRG IBC de 1.000 litros ATEX para zonas de atmósferas explosivas

· Material del palet ·

Escoger el material del palet adecuado es mucho más importante de lo que parece.

  • Madera
    Es el material más básico y normalmente más económico. Hay que tener en cuenta por ejemplo que en zonas húmedas o en exteriores el palet puede dañarse e incluso romperse con facilidad pues absorbe los líquidos.
  • Plástico
    Tiene mayor resistencia que la madera frente a los líquidos al ser menos poroso. Mayor durabilidad.
  • Acero
    Para usos por ejemplo en zonas con alta carga de fuego para evitar añadir más carga de fuego al área industrial. Mayor resistencia frente a impactos.

· Tipo de boca de llenado / tapa ·

En general las bocas de llenado de los GRG son completamente cerradas, de diámetros nominales:

No obstante, en el caso de que se quieran acoplar bombas o agitadores a los GRG para procesos de vaciado o mezclado, existe la posibilidad de colocar tapas con rosca interior que permite introducir la caña de las bombas o agitadores y que se sostengan estables.

* En algunos de nuestros GRG este tipo de tapa la ofrecemos alternativamente sin coste, no dudes en consultarnos.

Tipo de boca de llenado / tapa de una GRG

· Tipo de orificio de vaciado ·

No todos los GRG tienen el mismo orificio de vaciado. Normalmente se emplean GRG con boca de DN50 o DN80.

El escoger uno u otro depende esencialmente, en el caso de usarse la boca inferior para vaciar el GRG, de la velocidad de vaciado deseada y la viscosidad del producto a trasvasar.

Además existen diferentes tipos y materiales del grifo inferior.


10 claves para el trabajo seguro con GRG

3. 10 claves para el trabajo seguro con GRG

Una vez escogido adecuadamente el GRG /IBC/KTC/Cubicontenedor a emplear, lo esencial es realizar con seguridad todas las operativas en las que éste intervenga.

· 3.1 Apertura ergonómica ·

Abrir la boca superior de un GRG no es una tarea sencilla, ya que para asegurar que no existen pérdidas de producto químico durante el transporte el cierra ha de estar bien sellado. Cuando un trabajador ha de abrir un GRG sin las herramientas adecuadas se expone a daños musculoesqueléticos, sobre todo si la operativa es muy habitual.

Debido a ello se recomienda utilizar herramientas preparadas para esta operativa, que al facilitar la realización de palanca, reducen el esfuerzo a realizar.


· 3.2 Puesta a tierra ·

En el caso de trabajar con líquidos inflamables y sobre todo en zonas ATEX es preciso controlar las posibles cargas electrostáticas que se puedan generar en el llenado o vaciado de los GRG pues al existir vapores inflamables en la zona de trabajo podrían ser origen de incendio.

Para ello se recomienda conectar, mediante pinzas de puesta a tierra o imanes de puesta a tierra, equipotencialmente todos los equipos o recipientes que intervengan en el llenado/vaciado y derivar a tierra el conjunto.

Puesta a tierra en un GRG

· 3.3 Rellenado sin riesgo ·

Es muy probable que alguno de los GRG en tu empresa los utilices para residuos o para vaciado de recipientes más pequeños.

Esta operación sencilla normalmente suele venir de la mano de derrames, goteos, manchas en el suelo, resbalones de los operarios etc.

Con solamente dos accesorios muy sencillos puedes mejorar esta operativa:

  • Coloca un escalón para que el operario llegue fácilmente a la boca del GRG.
  • Coloca un embudo en el GRG para aumentar la superficie de vaciado.

· 3.4 Vaciado por gravedad ·

En muchas operaciones industriales el contenido del cubicontenedor se vacía por la boca inferior, mediante gravedad.

Se pueden emplear diferentes tipos de grifos o adaptadores, o bien conectar mediante manguera, pero en cualquiera de los casos uno de los retos es que en el GRG quede la menor cantidad de líquido posible para su aprovechamiento al máximo.

Una de las soluciones más sencillas para un vaciado total del GRG es inclinarlo, y para ello en ocasiones la imaginación en algunas empresas lleva a colocar cuñas, palets o piezas poco seguras que pueden implicar una caída del GRG.

Se recomienda en estos casos emplear plataformas diseñadas para esta operativa, con el % de inclinación calculado para que la operación sea segura y permita vaciar el GRG al máximo posible.


· 3.5 Vaciado con bomba ·

Se trata de una de las opciones más habituales para vaciar los GRG / IBC.

Se pueden colocar bombas de caña, de membrana o dosificadores en continuo.

Para escoger el modelo más adecuado siempre tendremos que tener en cuenta:

  • Las características de nuestro producto químico
  • El tamaño del recipiente y cómo fijar la bomba al recipiente
  • La intensidad del uso

Ligado al anterior punto, si se desea un vaciado completo del GRG, existen bombas especiales que consiguen vaciar prácticamente al 100% el contenido del IBC.


· 3.6 Agitado del producto en el interior del GRG ·

En ocasiones los GRG o IBC se utilizan como recipientes para mezclado de productos químicos. Uno de los casos más habituales que nos hemos encontrado recientemente es los GRG empleados para hacer diluciones de productos de desinfección frente al coronavirus o para la fabricación mediante agitación de geles o soluciones hidroalcohólicas.

Para que esta operación sea segura es imprescindible escoger el agitador o mezclador adecuado y que este quede correctamente fijado a la boca o estructura superior del GRG. Durante la agitación se pueden producir vibraciones que puedan mover los agitadores y es imprescindible aseguarse de la estabilidad del mezclador.

También es esencial, al igual que en el caso de las bombas, en el caso de trabajar con productos inflamables emplear agitadores con certificación ATEX para su uso en zonas con riesgo de incendio o explosión.

Por último, en el caso de que se desee combinar en un solo equipo la función de agitación y bombeo, se puede recurrir al uso de equipos mixtos con ambas funcionalidades.


· 3.7 Nada de vertidos ·

La utilización de GRG puede generar pequeños goteos, derrames o grandes vertidos por varios motivos:

  • Por rotura de su boca inferior de vaciado.
  • Por daños generados en su transporte (por ejemplo rotura con las uñas de la carretilla elevadora).
  • Por caída en el almacenamiento o transporte.
  • Por goteo en los procesos de cambio de las bombas, agitadores etc…

Debido a ello se recomienda disponer de:

  • Cubetos de retención bajo los GRG, con una capacidad mínima del tamaño del GRG, para poder recoger su derrame en caso de rotura.
  • Detectores de derrames (Spill Guard) para los cubetos de retención, que avisen en caso de detectar líquido en el cubeto.
  • Kits de absorbentes para poder recoger pequeños goteos o derrames en las zonas de utilización, o bien para emplear preventivamente en las operativas de cambio de bombas, agitadores etc…
  • Cubetos plegables para poder poner en “cuarentena” los recipientes dañados.
  • Obturadores de arquetas en el caso de que tengamos detectados posibles derrames cerca de alcantarillas/arquetas para evitar que el vertido vaya a parar a redes de pluviales, acuíferos etc …
  • Masillas sellantes para poder bloquear posibles roturas de los recipientes

· 3.8 A la temperatura adecuada ·

Algunos de los procesos de bombeo que hemos comentado antes requieren que los productos químicos no bajen de cierta temperatura ya que solidifican o aumentan su viscosidad y el bombeo se hace imposible.

Además, en ciertos procesos, los productos químicos han de ser adicionados a temperaturas concretas para asegurar la calidad del producto final.

En estos casos, es conveniente recurrir al uso de mantas calefactoras para GRG, que gradualmente calientan su contenido.


· 3.9 Sin vapores contaminantes ·

El bombeo, dosificación, calentamiento, mezclado etc… son procesos en los cuales la boca de los GRG /IBC se encuentra abierta.

En el caso de que el producto químico almacenado en su interior sea volátil podemos encontrarnos con una zona con alta concentración de vapores peligrosos, y sobre todo en el caso de productos químicos inflamables, tóxicos, carcinogénicos etc… es esencial controlar y eliminar de inmediato estos vapores generados.

Para ello, pueden instalarse en las áreas de producción brazos extractores o áreas con ventilación técnica, que permitan llevar a cabo estas operaciones con total seguridad.


· 3.10 En un almacén seguro ·

Si almacenas GRG de productos químicos peligrosos, probablemente aplique a tu instalación el Reglamento de almacenamiento de productos químicos, en particular la ITC-MIE APQ-10 para el almacenamiento de recipientes móviles.

En función de las características del producto y la zona en la que lo almacenes, requerirás de un área específica de almacenamiento con capacidad de retención, ventilación e iluminación adecuadas, acceso restringido o incluso resistencia al fuego.

A continuación te mostramos algunas soluciones fáciles de instalar y que cumplen el 100% de los requisitos legales:


Marta Mendoza Belío - Directora comercial de DENIOS España

Marta Mendoza Belío

Directora comercial de DENIOS España

"“La protección de los trabajadores y control de riesgos laborales es uno de los principales objetivos de DENIOS desde hace más de 30 años. Con este propósito reforzamos y adaptamos nuestra gama de soluciones para ofrecer a nuestros clientes todo lo que necesitan para asegurarse que su empresa esté totalmente protegida frente al COVID-19”

¿Quiere más información? Llame al teléfono gratuito
900 37 36 15
para hablar con uno de nuestros expertos.


* La información recogida en esta página ha sido cuidadosamente preparado por DENIOS SL de acuerdo con nuestros conocimientos y nuestro principio de honestidad. DENIOS SL no puede asumir ninguna garantía ni responsabilidad de ningún tipo, ya sea de manera contractual, ilícita o de cualquier otra forma, por la puntualidad, integridad y corrección, ni hacia el destinatario de esta revista ni ante terceros. El uso de la información para su propio uso o para otros fines es bajo su propio riesgo. En cualquier caso observar la legislación local vigente.