Todas las claves para elegir cubeto de retención

Todas las claves para elegir cubeto de retención

Se suele decir que ¡una gota de aceite puede contaminar 1000 litros de agua!

En Europa, la contaminación del agua puede suponer multas o sanciones de hasta 5 años. Y además existe la máxima de «Quien contamina, paga».

A diario tratamos con sustancias peligrosas y muchas veces sin saber cómo almacenarlas correctamente para proteger a las personas y el medio ambiente.

Pero ¿Cómo podemos evitarlo?

Utilizando sistemas de contención como marca el Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos (Real Decreto 656/2017) y éstos son los cubetos de retención, suelos de retención y el drenaje a un lugar seguro.

Esta es la guía DENIOS ampliada y actualizada al nuevo reglamento APQ sobre cubetos y suelos de retención de sustancias químicas que esperamos despeje todas sus dudas.


1: ¿Qué es un cubeto de retención de productos químicos?

En el actualmente vigente Reglamento de Almacenamiento de productos químicos ( RD 656/2017) , un cubeto de retención es una de las posibles soluciones viables para contener derrames, englobada dentro de los definidos como “sistemas de contención”:

Sistemas de contención: "Dispositivos o elementos para la retención de productos químicos peligrosos que hayan podido dispersarse debido a faltas de estanqueidad en otras partes de la instalación que normalmente las contienen. Se trata en concreto de salas de retención, cubetos de retención, tanques de contención, sumideros, tuberías, recipientes o superficies donde los productos químicos peligrosos quedan retenidos o desde los cuales los productos químicos peligrosos son evacuados."

De esta definición se desprenden varias características que no deben faltar en un cubeto de retención:

  • Debe ser estanco para eliminar el riesgo de fuga o derrame de las sustancias que está destinado a contener.
  • Debe ser totalmente resistente a estas sustancias para que la corrosión no pueda afectar a su estanqueidad y seguir cumpliendo su principal función: detener un derrame.

En definitiva, el cubeto o bandeja de retención es un elemento móvil sobre el que se colocan botes, garrafas, bidones o GRGs (cubicontenedores de 1000 litros), cuya misión es retener el posible líquido derramado de estos recipientes en caso de que se produzca un accidente.

Tamaños y usos

Cubetos para transportar, para almacenar, para trasvasar... la función principal del cubeto, bandeja o suelo de retención determinará su tamaño y el modelo correcto. Consulte en esta guía el apartado 8: ¿Cuál será la función principal del cubeto o bandeja de retención? para descubrir una amplísima gama de modelos y tamaños fabricados y garantizados por DENIOS.

Entre las posibles opciones encontrará:

  • Cubetos para transportar con carretilla elevadora,
  • Cubetos con ruedas,
  • Cubetos para estanterías,
  • ...

Un poco de historia

El cubeto de retención fue inventado por el fundador de DENIOS, Helmut Dennig, en 1986. Inicialmente lo ideó para recoger los derrames al hacer el cambio de aceite en su coche.
Una simple idea de la vida cotidiana que supuso una gran innovación y el inicio de la andadura del grupo DENIOS en su misión de trabajar en pro de la seguridad industrial y la protección del medio ambiente. Tras más de 30 años, nuestro catálogo de cubetos y bandejas de retención, el más amplio de Europa, sigue creciendo y mejorando constantemente con más de 500 modelos para adaptarse a todas las posibles necesidades de nuestros clientes.


2: ¿Qué capacidad o volumen de retención debe tener un cubeto?

La capacidad de un cubeto es junto a su resistencia y estanqueidad la tercera característica fundamental de un cubeto o bandeja de retención. Una capacidad de retención correcta asegura que el cubeto es adecuado para cumplir con su función antiderrames, aún cuando se derrame todo el contenido de los recipientes que aloja.
Esa capacidad del cubeto o bandeja se denomina habitualmente volumen de retención:

El volumen de retención correcto de un cubeto de retención es según ITC MIE APQ 10 (RD 656/2017) la mayor de estas dos cantidades:

  • el volumen del mayor recipiente que aloja el cubeto o
  • el 10% del volumen total de los recipientes que hay dentro del cubeto

No obstante, algunas zonas de protección especial requieren volúmenes de retención mayores.


3: ¿De qué material debe ser mi cubeto de retención?

Para responder a esta pregunta hay que preguntarse primero ¿qué producto químico quiero almacenar?.

El material con el que está fabricado un cubeto de retención debe ser compatible con los líquidos almacenados.

Siempre debemos consultar la ficha de seguridad del fabricante del producto que vamos a almacenar antes de decidir qué cubeto de retención colocar.

De forma orientativa, el material adecuado para el cubeto suele ser el mismo que el del recipiente en el que se suministra el producto:

  • ACERO LACADO o GALVANIZADO >>> Inflamables
    Para almacenar sustancias contaminantes no agresivas o líquidos inflamables, como pinturas, disolventes, combustibles... el cubeto adecuado ha de ser de acero lacado o galvanizado.
  • PLÁSTICO POLIETILENO PE >>> Corrosivos
    Para el almacenamiento de sustancias químicas agresivas, como por ejemplo ácidos y bases la mejor solución es el cubeto de polietileno PE por su resistencia a la corrosión. Si el grado de agresividad de la sustancia es muy alto serán necesarios cubetos de retención en acero inoxidable.
  • ACERO INOXIDABLE >>> Corrosivos e inflamables
    Para el almacenamiento de productos químicos muy agresivos que superen la resistencia del plástico como resinas, algunos peróxidos orgánicos...

¿Necesita almacenar una sustancia en particular y no conoce sus propiedades?

Consulte nuestro listado orientativo de productos químicos y su compatibilidad con cubetos de acero, acero inoxidable y plástico (PE).

¿Su pregunta no ha sido contestada?

Llámenos y le asesoramos gratuitamente en el 900 37 36 15


¿Qué tipo de cubeto de retención necesito para almacernar éste producto químico?

Listado orientativo de productos químicos y su compatibilidad con cubetos de acero, acero inoxidable y plástico (PE):

Producto químico (Concentración) ACERO
(1 y 4)
ACERO
INOXIDABLE

(2)
PLÁSTICO
POLIETILENO

PE (3)
Producto químico (Concentración) ACERO
(1 y 4)
ACERO
INOXIDABLE

(2)
PLÁSTICO
POLIETILENO

PE (3)
Aceite de engranaje Cloruro de metileno
Aceite de motor libre de aromáticos Cloruro de sodio / sódico
Aceite de trementina Cloruro férrico (Saturado)
Aceites Cloruro potásico / potasa < GL Cloruro potásico / potasa (< GL)
Acetaldehído (< 40%) Cola
Acetaldehído (Puro) Dicloroetileno (Puro)
Acetato cálcico Acuoso Diclorometano
Acetato de etilo Disolvente Nitro
Acetato de isobutilo Etano
Acetato de metilo Éter
Acetato sódico Etilglicol
Acetona Fenol (100%)
Ácido acético Fosfato de potasio (< GL)
Ácido benzoico Gasoil / Diesel
Ácido bórico < 10% Gasóleo calefacción
Ácido butírico Gasolina
Ácido cianhídrico Glicerina
Ácido cítrico < 10% Hidracina (< 10%)
Ácido clorhídrico < 37% Hidrato de hidracina (Acuoso)
Ácido clórico < 20% Hidrocarburos clorados
Ácido cloroacético < 50% Hidróxido de amonio (< 30%)
Ácido crómico < 20% Hidróxido de calcio
Ácido de baterías < 38% Hidróxido de sodio / Sosa cáustica (50%)
Ácido de pilas < 38% Hipoclorito de calcio (Saturado)
Ácido fórmico Iso hexano
Ácido fosfórico < 5% Iso pentano
Ácido glicólico < 70% Isobutanol / Alcohol butílico
Ácido nítrico < 10% Isobutil éter
Ácido oleico Puro Isopropano
Ácido propiónico Líquido de frenos
Ácido salicílico Saturado Mentol (Compacto)
Ácido silícico / sílice Metanol
Ácido sulfúrico < 78% Nitrato de amonio (Saturado)
Ácido sulfúrico 95% Nitrato de magnesio (Saturado)
Ácido sulfuroso Saturado Nitrato de potasio (50%)
Ácido úrico Nitrato de potasio (< GL)
Acrilato de metilo Nitrobenceno
Agua de Javel (< GL) Pentanol
Aguarras / White Spirit Peróxido de hidrógeno / Agua oxigenada (< 60%)
Amoniaco disuelto Petróleo (Puro)
Anticongelante Petróleo crudo
Benceno Potasa cáustica disolución (50%)
Biodiesel / RME Propanol
Bisulfato de sodio Queroseno
Bisulfito de sodio (Acuoso) Queroseno de aviación
Butanol (Puro) Sulfato ácido de sodio (< GL)
Carbonato de magnesio (Saturado) Sulfato de magnesio
Carbonato potásico Sulfato de potasio (< GL)
Carbonato sódico / Soda Sulfato férrico (Saturado)
Carburante Sulfato ferroso (Saturado)
Clorato de calcio, disolución (< 65%) Sulfato sódico
Clorato potásico Sulfito ácido de sodio (< GL)
Clorato potásico (Acuoso) Sulfuro ácido de sodio disolución (30%)
Clorobenceno Sulfuro sódico (< GL)
Cloruro de etileno Tolueno / Toluo
Cloruro de isobutilo Urea
Cloruro de magnesio (Acuoso) Xileno / Xilo

(1) Acero lacado (Mat. 1.0038) o galvanizado (Mat. 1.0242)
(2) Acero inoxidable 1.4301 (V2A)
(3) Polietileno (PE)
(4) Los cubetos galvanizados no son aptos para el almacenamiento de las siguientes sustancias: Ácidos orgánicos e inorgánicos, sosa y potasa caústicas, así como otros hidróxidos alcalinos, hidrocarburos clorados, aminas, compuestos nitrados, cloruros ácidos y otros cloruros, fenol, disoluciones alcalinas o nitrilos. Todas estas informaciones son orientativas - Para casos particulares prevalece la legislación vigente.


4: Cubetos de retención para productos inflamables

  • ¿Qué propiedades ha de tener un cubeto de retención para almacenar líquidos inflamables?
    El cubeto debe construirse en material no combustible y debe ser estanco a los líquidos almacenados.

    Además, el material del cubeto ha de ser capaz de disipar las posibles cargas electrostáticas que se generan debido al rozamiento del líquido con el material del cubeto, en el momento en el que se derrama sobre él. En general, los cubetos de acero (lacado o galvanizado) tienen esta capacidad.

    Como medida de seguridad adicional, para asegurar que las cargas electrostáticas que se generan en el derrame son conducidas a un lugar seguro, se recomienda poner a tierra los cubetos mediante pinzas o derivaciones a la puesta a tierra del propio edificio.

  • ¿Qué se debe tener en cuenta cuando almacenamos líquidos inflamables?
    El recinto tiene que cumplir los requisitos necesarios en materia de ventilación y protección contra el fuego, tal como se indica en el Artículo 21 de la ITC MIE APQ-10.

Test de la resistencia al fuego de un cubeto de acero y otro de plástico.

Como hemos indicado antes, se recomienda que un cubeto de retención para líquidos inflamables sea de material incombustible (como por ejemplo el acero). En este vídeo puede ver el comportamiento de 2 cubetos en un incendio y queda totalmente probado que los cubetos de retención de acero (galvanizado y/o pintado) o acero inoxidable son mucho más seguros que los de plásticos en lo que reacción frente al fuego se refiere.

Ambos cubetos están homologados y han sido diseñados para retener derrames, pero el de la derecha de la imagen es de acero galvanizado y lacado y el de la izquierda es de polietileno, recomendado únicamente cuando se van a almacenar líquidos corrosivos o en general sustancias que son incompatibles con el acero.

El derrame de queroseno que los cubetos han retenido produce vapores inflamables (el típico olor a disolvente o gasolina), que iniciarán un incendio ante cualquier fuente de ignición, como una chispa o electricidad estática.

En un principio el cubeto de polietileno se ve con menos llamas porque el plástico absorbe el calor generado por el incendio. El acero no absorbe el calor y por eso mantiene mejor su forma.

¡En sólo 1 minuto, se derrama el primer bidón!

A continuación le mostramos algunos modelos de nuestra amplia gama de modelos y tamaños de

Cubetos de retención en acero galvanizado o lacado para bidones y GRGs:

Y bandejas de retención de acero:


5: Cubetos de retención para sustancias corrosivas

Los productos químicos corrosivos son aquellos que atacan a las superficies con las que entran en contacto. A la hora de detectar cuales son los productos que pueden tener este tipo de características lo más importante es recurrir a su ficha de datos de seguridad. En ella podremos encontrarnos:

  • La frase H290: que indica que es un corrosivo para los metales.
  • La frase H314: que indica que es un corrosivo para los seres humanos ( piel, fosas nasales etc…).

Los corrosivos son productos además muy habituales en las empresas, usados como decapantes, limpiadores, para la depuración de aguas etc…Algunos de los líquidos corrosivos más habituales son los siguientes:

  • Ácido clorhídrico: se emplea como solvente, como disolvente industrial o como catalizador en la obtención de otras sustancias químicas.
  • Ácido nítrico: empleado habitualmente como reactivo en el laboratorio.
  • Ácido sulfúrico: se emplea a menudo en la obtención de fertilizantes, o para sintetizar ácidos, sulfatos o incluso en la industria petroquímica. También en el tratamiento de metales y en la fabricación de baterías, siendo además. En cuanto a las baterías, es importante tener en cuenta que cuando se dañan pueden liberar este sulfúrico y es preciso contenerlo.
  • Hidróxido de sodio o sosa cáustica: es un producto fuertemente alcalino.Reacciona de forma muy violenta con los ácidos. Se emplea en la industria papelera, de los tejidos y de los detergentes, así como en la industria petrolera.
  • Hipoclorito de sodio o lejía: cuando disuelto en agua. Habitualmente usado como blanqueador, potabilizador de agua y desinfectante.

Cuando queramos almacenar este tipo de productos químicos en nuestras instalaciones, tendremos que hacerlo con sumo cuidado y colocando cubetos de retención compatibles con ellos. En general el polietileno es un material adecuado para contenerlos, aunque en algunas ocasiones es preciso recurrir a cubetos de retención de acero inoxidable.

 

Bandejas de retención de plástico polietileno (PE) para pequeños recipientes:

Y cubetos de retención de plástico polietileno (PE) para bidones y GRGs IBCs:


6: Cubetos de retención para sustancias corrosivas e inflamables a la vez

En este caso tenemos dos riesgos juntos. Este tipo de productos:

  • Son capaces de atacar a las superficies, especialmente a las metálicas.
  • Son capaces de generar cargas electrostáticas.

Debido a ello la solución de contención escogida ha de ser adecuada para controlar ambos riesgos. En general, se recomienda:

  • Cubetos de polietileno antiestático/conductor, como los que DENIOS coloca en sus contenedores modulares para líquidos inflamables y corrosivos.
  • Cubetos en acero inoxidable, capaces de resistir la agresividad de los líquidos y que puedan ponerse a tierra.

 

Bandejas de retención de acero inoxidable para pequeños recipientes:

Y cubetos de retención de acero inoxidable para bidones y GRGs IBCs:


7: Almacenar dos productos distintos en un mismo cubeto y otras dudas razonables: ¿Y si…

... almaceno 2 productos químicos diferentes en el mismo cubeto de retención?

Es posible hacerlo siempre y cuando los dos productos a almacenar en el mismo cubeto de retención sean compatibles entre sí. 

Compruebe la compatibilidad de sustancias químicas con el Reglamento de Almacenamiento de productos químicos RD 656/2017, en particular con la Tabla de Almacenamiento Conjunto del Artículo 18 de la ITC MIE APQ-10

... almaceno en un cubeto un producto nuevo e incompatible con el producto que estaba almacenando hasta entonces?

En los cubetos, con el uso, pueden quedar restos o trazas del líquido para el que se han empleado, incluso aunque no sea apreciable a simple vista.

Antes de cambiar el producto almacenado sobre el cubeto, éste debe ser sometido previamente a una limpieza adecuada con los absorbentes correspondientes o líquidos de limpieza adecuados.

... se produce un derrame?

Recoja el producto derramado con el absorbente adecuado a la mayor brevedad posible.

Es muy importante que el material absorbente escogido sea compatible con el producto químico.

Hay diferentes tipos de materiales absorbentes disponibles según la sustancia a recoger. A continuación puede ver los diferentes tipos de absorbentes y los productos para los cuales son adecuados: Absorbente universales, para aceites y especiales.

... no sé si mi cubeto de retención está intacto?

Consulte los certificados del fabricante.

En general una inspección visual del mismo ya nos indica si ha podido sufrir daños.

En caso de dudas revise la estanqueidad del cubeto con una prueba de agua para verificar que no haya fugas y compruebe también que el cubeto no haya sufrido corrosión interior o exterior.

... tengo que transportar el cubeto?

Recurra a un cubeto móvil, no de obra. Existen cientos de modelos de cubetos de retención móviles, seguro que alguno se adaptará a su caso particular.

La mayoría de los cubetos móviles están diseñados con alojamiento para horquillas de carretilla. Algunos modelos también están disponibles con ruedas. Si necesita transportar un cubeto sin horquillas ni ruedas puede colocarlo sobre un palet.

Para el transporte fuera de sus instalaciones tenga en cuenta la normativa de transporte vigente.

... tengo dudas sobre la ubicación de los cubetos de polietileno?

Un cubeto de retención puede situarse tanto dentro como fuera de edificios, pero no en zonas peligrosas.

Si se coloca en el exterior, se debe proteger del agua de lluvia, por lo que se recomienda colocar lonas sobre los cubetos, techadas o bien colocar depósitos de almacenamiento para evitar que el cubeto se llene de agua.


8: ¿Cuál será la función principal del cubeto o bandeja de retención?

Como hemos comentado anteriormente, existen cientos de variantes de cubetos de retención móviles, por lo que es preciso tener muy claro cual es el uso que les queremos dar para poder escoger el más adecuado.

Almacenamiento fijo o transporte interior con carretilla.

Los cubetos con alojamientos para horquillas integrados permiten el transporte interno con carretilla, mientras que los cubetos sin horquillas se colocan directamente en el suelo o sobre palets.

Almacenar y trasvasar

Las estaciones de llenado DENIOS combinan el soporte para bidones o GRGs con cubeto de retención para contener posibles derrames en la operativa de trasvase.

Los bidones no sólo se almacenan de forma segura y ahorrando espacio, sino que están siempre disponibles para su trasvase de forma segura.

Transportar

Para cumplir esta función de forma segura, DENIOS dispone de cubetos con ruedas y tirador en los que los recipientes van de pie o tumbados gracias a un soporte incorporado o cubetos con alojamientos para horquillas.

Colocar recipientes

Cualquier cubeto puede cumplir esta función pero además DENIOS dispone de estanterías con cubeto de retención integrado. Esta solución se adapta a casi todos los tipos de recipientes, grandes y pequeños. También se utiliza comunmente para ordenar y aprovechar al máximo el espacio en los contenedores modulares APQ transitables tanto para sustancias químicas no agresivas como para sustancias corrosivas o inflamables que deben ser almacenadas en contenedores modulares certificados y homologados con resistencia al fuego.  

Proteger grandes superficies

Esta función se cumple con total garantía gracias a los suelos de retención de acero o plástico .

Estos entarimados antiderrames son de baja altura y siven como grandes cubetos de retención combinables que pueden abarcar amplias superficies. Están ideados para zonas de trasvase y trasiego de líquidos peligrosos. La más pequeña cantidad de líquido derramado al suelo puede hacer necesario el saneamiento del subsuelo que suele ser costoso.

Los cubetos de retención de estos suelos se fabrican con rejillas de plástico o acero galvanizado y son robustos para soportar grandes cargas. Disponen de eficientes rampas para facilitar el acceso a la zona. También se caracterizan por sus cortos tiempos de montaje debido a su alto grado de prefabricación.

DENIOS dispone de varias soluciones para convertir un área industrial en un área de retención para el trasvase de productos químicos:


9: Normativa, certificaciones y homologaciones aplicable a los cubetos de retención

Normativa aplicable

Reglamento sobre Almacenamiento de Productos Químicos de 2017, Real Decreto 656/2017

Certificaciones

Los cubetos se someten a pruebas que certifican su volumen de retención y su estanqueidad.

En los cubetos de acero, cada cordón de soldadura se verifica con la prueba de líquidos penetrantes.

En los cubetos de polietileno, se verifica el tipo de material empleado y se sobredimensionan con sobre-espesor de corrosión, para garantizar su durabilidad con el tiempo.

En ambos casos se verifica la capacidad de carga de los cubetos con un prueba de carga con 4 veces el peso que DENIOS certifica como capacidad de carga. Un cubeto certificado para 1000 Kg de capacidad de carga, se testea con 4000 kg!

Homologaciones

En DENIOS fabricamos los cubetos de retención según los mayores estándares del mercado. Al ser una multinacional alemana, fabricamos según los estándares alemanes que, por suerte, son los más restrictivos de Europa.

El cumplimiento de los requisitos de la normativa alemana, monitorizados por el DIBt ( Instituto Alemán de técnicas constructivas) y auditados por TUV nos permiten certificar y Homologar nuestros cubetos, para ofrecer a sus usuarios todas las garantías de seguridad posibles.


10: ¿Qué más necesito para garantizar un almacenamiento de productos químicos con seguridad?

Absorbentes industriales para productos químicos de todo tipo

Absorbentes industriales para productos químicos de todo tipo

Duchas de seguridad industriales para exposición a químicos

Duchas de seguridad industriales para exposición a químicos

Lavaojos y botellas para quemaduras químicas

Lavaojos y botellas para quemaduras químicas

Barreras y tapones para el control de derrames

Barreras y tapones para el control de derrames

Armarios con bandejas y cubetos de retención

Armarios con bandejas y cubetos de retención


11: Buscador de cubetos de retención DENIOS

Buscador de cubetos
Comenzar ahora >>